KÓOCH, revista de deportes de montaña. | Tras un año increíble en el que obtuvo el quinto puesto en el Youth World Championships Valentina se convierte en una atleta, una escaladora en mas alto nivel del alto rendimiento y su próximo desafío será la posibilidad de obtener su pase a Tokio 2021 en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.
Revista sobre deportes de montaña. Relatos de aventuras, información sobre destinos y servicios especializados sobre escalada, montañismo, mountain bike, trail running y trekking.
kooch, deportes, montaña, escalada, bulder, montañismo, andinismo, alpinismo, climbing, trekking, cross country, mountain bike, rider, entrenamiento, trail mountain, trail running, mtb, enduro, senderismo, outdoor, patagonia, aconcagua, chalten, fitz roy, viajar, destinos, aventura, explorar, disfrutar, turismo, naturaleza, extremo, equipamiento, indumentaria
16461
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16461,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
Categoría
Escalada

KÓOCH #66/6

28 Julio 2021

 

VALENTINA AGUADO,
CUMPLIENDO METAS Y SUEÑOS

 

KH: Tras haberte ganado un lugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud, te convertiste en una deportista de alto rendimiento, ¿Cómo vivís el cambio?

 

No hay que descuidar nada y empezar a mejorar y perfeccionar aquellas cosas que hacen la diferencia a la hora de competir. Cuando empecé a escalar todo se trataba de un juego, era una actividad recreativa en mi vida que compartía con amigas. Con el tiempo comencé a competir y todo fue cambiando poco a poco. Un proceso que me llevó a lo que soy hoy en el deporte.

Sigo tomándome el entrenamiento como un juego, disfruto de las exigencias que demanda y me encanta todo lo que el deporte tiene para dar, pero, es cierto, que hoy en día tengo que seguir otras obligaciones. Hay que ser disciplinado y cumplir con las cosas que llevan a un mejor rendimiento, como comer y dormir bien o descansar cuando hay que descansar, algo que  no todas las personas llegan cumplir en su día a día. Fue un gran cambio, pero, como digo, fue un proceso. Con el tiempo todo se fue tornando más serio y las obligaciones fueron más. Todavía no puedo creer dónde estamos parados, espero poder seguir viendo cómo la escalada crece lentamente en mi país.

 

Hay que ser disciplinado y cumplir con las cosas que llevan a un mejor rendimiento, como comer y dormir bien o descansar cuando hay que descansar, algo que  no todas las personas llegan cumplir en su día a día.

KH: ¿Qué notas tomaste de tu viaje de entrenamiento a Innsbruck y de la pretemporada en Bariloche?

 

Estoy muy contenta luego de haber finalizado estos dos últimos meses de entrenamiento. Conocí diferentes formas de trabajo y de entrenamiento. Aprendí acerca de cómo mejorar mi rendimiento, de lo importante de comer y descansar bien y de escuchar al cuerpo cuando da sus señales. Tuve la increíble oportunidad de entrenar durante un mes en Europa. Mejorar mi técnica y fuerza y conocer un ámbito de la escalada muy diferente al que podemos encontrar en Argentina.

Pero principalmente, tomé nota de lo importante que es disfrutar de lo que uno está haciendo. No importa lo que ocurra cuando lleguemos al objetivo, lo que importa es lo divertido que fue llegar hasta ahí.

 

KH: Contanos de tu gira por Bariloche.

 

Toda mi vida quise conocer la escalada en roca de Bariloche. Más que todo por los comentarios que me habían llegado desde que comencé a escalar. Tuve un año muy largo en el que el tiempo lo distribuía solo en competencias, entrenamientos, escuela y familia. Pude ir a la roca muy pocas veces. El llegar a Bariloche y el solo hecho de pensar que iba a escalar allí era de otro mundo. Escalé la mayor cantidad de vías que pude y conocí la mayor cantidad de sectores que pude. Todos los sectores tenían algo diferente. Siempre cambiaban los estilos de las vías y el estilo de roca. Siempre había muchos escaladores y se respiraba realmente el ambiente de la escalada. Creo que es en Bariloche uno de los lugares donde la escalada está más desarrollada. Hasta el día de hoy no puedo creer que estuve allí escalando.