KÓOCH, revista de deportes de montaña. | Boulder: LINDEROS, TIERRA DE BLOQUES
En Linderos la escalada oscila entre el boulder, la deportiva  y la clásica, pero la intención de este artículo es ahondar principalmente en el bloque.
kooch, deportes, montaña, escalada, bulder, boulder, bloques, montañismo, andinismo, alpinismo, climbing, senderismo, outdoor, patagonia, linderos, fitz roy, destinos, aventura, turismo, naturaleza
16453
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16453,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
Categoría
destinos

KÓOCH #66/11

7 Julio 2021

 

LINDEROS, TIERRA DE BLOQUES

 

Por Santiago Gray

En Linderos la escalada oscila entre el boulder, la deportiva  y la clásica, pero la intención de este artículo es ahondar principalmente en el bloque.

 

Sí cabe decir que los estilos se definen de una forma clara y se dan en rocas y zonas  diferentes. En una superficie que se extiende unos 15 km de norte a sur y un par de km de este a oeste,  se pueden reconocer dos grandes áreas. La planicie en los primeros kilómetros, con sus campos de bloques y las paredes, al final del camino y con hasta 80 metros de altura en paredes de granito, con sus hermosas fisuras y sus caras oeste que deleitan en atardeceres únicos.

 En los primeros 10 km de camino de “meseta” sobre lo más alto de las sierras grandes cordobesas, encontramos un campo saturado de bloques  de gneiss, roca metamórfica que mayoritariamente ofrece escaladas en regletas, romos sobre caras verticales o desplomadas y que posee una alta calidad para la escalada ya que  es compacto, confiable y de poca abrasión lo que se valora cuando deseamos pasar varios días instalados por la zona.

 

Hay que destacar que por más cantidad de piedra que veamos no toda se ajusta a nuestro plan boulderero, muchas de ellas no son “aptas” por su calidad o tamaño y muchas otras son en primera instancia pasadas por alto sencillamente  porque habiendo tanta roca optamos siempre por ir en búsqueda de aquellas líneas perfectas dejando en el camino muchas otras consideradas “no interesantes” y que luego con el tiempo y nuevos recorridos se van incorporando al inventario de las aperturas.

 

“encontramos un campo saturado de bloques  de gneiss, roca metamórfica que mayoritariamente ofrece escaladas en regletas, romos sobre caras verticales o desplomadas y que posee una alta calidad”

 

Es conveniente planear bien la estadía, ya que son 150 km desde Córdoba y los últimos 40 km sobre camino de ripio en altura, como para poder contar con varios días y así disfrutar más y conocer mejor la zona que es de por sí bastante amplia. Como información de lo que ya está escalado, podemos hablar principalmente de dos áreas de fácil identificación (ambas son obvias pero cabe resaltar su ubicación). La primera es el valle amplio y poco profundo que se abre a nuestra derecha una vez que alcanzamos un punto llamado “la bifurcación”, que es un lugar señalizado donde el camino se divide y al tomar a la derecha rumbo norte (no se preocupen que todo está con carteles) veremos el primer sector abierto, aquí hay mucho para entretenerse y es un buen lugar con reparo del viento. Hay desplomes, algunos techos, placas y mucho más hacia donde se mire. El segundo lugar se encuentra avanzando por la ruta un kilómetro más al norte, hay una gran roca al margen del camino, imposible de ignorar para un escalador, que señala el comienzo del sector, también aquí los bloques se extienden por toda la planicie y se expanden hacia el este. Si exploramos un poco vamos a dar con una joya del lugar que es una hermosa línea de fisura en un inmenso bloque naranja, esta se puede hacer en free solo con algunos crash o con móviles, muy recomendable de ambas maneras. Luego es cuestión de seguir un poco más por el camino e ir descubriendo todas las formaciones que aparecerán y que evidentemente tienen líneas ya abiertas, son evidentes bloques ubicados al costado del camino que motivan la escalada sin lugar a dudas.

 

“hay hasta v10 hay para machacar yemas, también hay proyectos y grados intermedios por supuesto; muchos v5, v6, algunos v7 y menos v8 y v9”

 

En cuanto a las dificultades y propuestas abiertas, siempre hay alguien  interesado en saber cuánto vale la pena ir a un lugar dependiendo de qué tenga para encadenar. Puedo decir que hasta v10 hay para machacar yemas, también hay proyectos y grados intermedios por supuesto; muchos v5, v6, algunos v7 y menos v8 y v9.

Por último y como datos técnicos es importante mencionar la climatología del lugar ya que estamos a una altitud de 2.700 msnm, lo que condiciona bastante nuestra estadía, ya que podemos pasar de un hermoso día soleado a temperaturas bajo cero. De cualquier manera y corroborando previamente con algún sitio web la meteo, es factible escalar todo el año en Linderos. Quizás en la estaciones extremas como el verano o el invierno estemos algo más restringidos a la hora de estar afuera, ya sea por el intenso sol o por lo corto de los días respectivamente, pero siempre se puede trepar. La recomendación final sería llevar prendas propicias considerando esta variabilidad térmica.

 

COMO LLEGAR

Linderos es el nombre con el cual denominamos al sector de boulder ubicado a los márgenes del camino que conduce al Cerro Linderos (2.760 m) y al Cerro Champaquí (2.790 m). Para llegar a Linderos hay que salir de Córdoba con dirección sur, hacia el valle de Calamuchita, más precisamente a la ciudad de Santa Rosa por la ruta provincial 51 y desde allí dirigirse a Yacanto, último lugar de abastecimiento, desde donde nos separan los 40 km de ripio finales. Mi consejo es no dejar para el final al menos el tema del combustible ya que podría ocurrir algún desabastecimiento temporal en Yacanto. El camino es apto para vehículos bajos pero con cuidado, sobre todo en épocas de lluvia. Al llegar a un punto, el camino pierde pendiente de forma pronunciada ingresando en una planicie donde se bifurca y continúa hacia la derecha mostrando los bloques que se hacen cada vez más evidentes. Las líneas de transporte público no van más allá de Yacanto.

 

El agua es potable y abundante. Caminado con dirección este iremos encontrando pequeñas nacientes entre las pajas bravas, sólo hay que agudizar el oído.