KÓOCH, revista de deportes de montaña. | ENTREVISTA DAVID LAMA
Revista sobre deportes de montaña. Relatos de aventuras, información sobre destinos y servicios especializados sobre escalada, montañismo, mountain bike, trail running y trekking.
kooch, deportes, montaña, escalada, bulder, montañismo, andinismo, alpinismo, climbing, senderismo, outdoor, patagonia, aconcagua, chalten, fitz roy, destinos, aventura, turismo, naturaleza
16477
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16477,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
Categoría
Montañismo

KÓOCH #66/9

15 Julio 2021

Entrevista a David Lama,

PRIMER ASCENSO EN LIBRE DE LA RUTA DEL COMPRESOR

 

El austríaco David Lama, tras liberar la ruta Maestri al Torre, responde en exclusiva a KOOCH. Pocos días después de la polémica quita de clavos, Lama completó su ascenso y toma partido y no se guarda la opinión. “Nadie debería asumir que tiene el derecho de quitar los clavos del Torre”

 

Por Santiago Bluguermann

Tres años duró el sueño. Tres años en los que, sin estar exento de polémicas por la colocación de chapas en la pared, David Lama intentó liberar la ruta del Compresor. Hijo de madre austríaca y padre nepalés y guía de montaña, a los cinco años de edad fue “descubierto” como escalador por Peter Habeler, célebre ochomilista, quién al ver los movimientos del niño, recomendó a sus padres que le inculcaran la escalada.

 

En Enero, Lama, secundado por Peter Ortner, escaló en libre  en 24 horas desde el Col la mítica vía de Maestri. Tras llegar a la famosa travesía, Lama y Ortner optaron avanzar por una variante que probó ser la parte más difícil de la ruta, con varias caídas y que puso el objetivo en riesgo. Sorteados los inconvenientes, el dúo enfrentó el tramo final que ya no contaba con los clavos de Maestri.

“El hecho de que no estuvieran fue un desafío mental más, sobre todo porque la protección era muy pobre y tuve que hacer largos tramos sin seguros. Escalamos por roca descompuesta siguiendo la línea original de la ruta durante tres largos. Veinte metros por debajo del Compresor, traveseamos a la derecha hasta un sistema de fisuras y de ahí a la cima”, explicó Lama en su página web. Luego, con el objetivo en el bolso, respondió en exclusiva a KOOCH.

 

K: Ahora que la ruta está liberada, ¿qué sentimiento tenés? ¿Después de tres años de intentarlo, te deja algo “deprimido” o vacío?

DL: Es un sentimiento raro. Durante tres años escalar el Torre en libre fue una parte de mí. Ahora que conseguí mi sueño, ese objetivo no existe más. Me llevó un par de días darme cuenta de que no existía más, que ya no lo tenía conmigo. Pero ahora ya estoy con mi mente en nuevos objetivos, así que también hay una sensación de alivio.

 

“El hecho de que no estuvieran fue un desafío mental más, sobre todo porque la protección era muy pobre y tuve que hacer largos tramos sin seguros”

 

K: Ya en la pared, ¿en qué momento sentiste que ibas a liberar finalmente la ruta?

DL: Aunque había todavía algunas dudas, estaba seguro que mis chances en esta temporada era muy buenas. Escalé en estilo alpino tanto como nunca antes y me sentía en muy buena forma. Con Peter mejoramos nuestro equipo y utilizamos una buena estrategia.  Escalar en libre la variante de la travesía de clavos fue muy duro, pero cuando llegamos al vivac en la base de las torres de hielo, comprendí que las chances de liberar la ruta por primera vez era muy alta. Dadas las condiciones del headwall, supe que si no lo hacía esa vez probablemente no lo hiciera nunca más.

 

K: ¿Cuándo sufriste las caídas en el filo, temiste que el intento acabara allí?

DL: Hubo un punto, cuando estaba intentando pasar ese filo, pensé que esa sección no se podía escalar en libre, pero como no había otra cosa por probar, seguí intentando. Cada vez iba subiendo un poquito más. Algunas veces unos pocos centímetros, pero iba para arriba, así que seguí intentando hasta que pude alcanzar el relevo.

 

K: ¿Considerás que Maestri, con las habilidades y equipamiento de aquella época, podría haber llegado a la cumbre sin meter todos esos clavos?

DL: Bueno, esa es una pregunta teórica, que sólo se puede responder hipotéticamente. Casimiro Ferrari y sus compañeros probaron en 1974 que se podía alcanzar la cumbre con el equipamiento de aquella época y sin una escalera de clavos. Respecto de la cara Este del Torre, Jason Kruk y Hayden Kennedy podrían dar una respuesta más precisa, porque ellos pasaron en artificial sin usar los clavos. La línea que yo elegí es una para escalar en libre y nunca hubiera sido considerada en 1970.

 

“cuando estaba intentando pasar ese filo, pensé que esa sección no se podía escalar en libre, pero como no había otra cosa por probar, seguí intentando. Cada vez iba subiendo un poquito más”

 

K: Cuándo completaste la vía, ¿sentiste que uno de los grandes mitos o leyendas del Torre se terminaba? ¿Qué lugar creés que ocupa tu ascenso en la historia de esta montaña?

DL: No, el mito sobre el primer ascenso del Cerro Torre nada tiene que ver con mi escalada, así que sigue en pie y seguirá siendo recordado como tal. Mi escalada creo que será recordada como el primer ascenso del filo Sudeste, al que siempre se conoció como la ruta del Compresor. Haber abierto el capítulo de la escalada en libre en esta cara impresionante de la montaña significa mucho más que el lugar que mi ascenso ocupará en la historia del Torre.

 

K: Por el momento en que subiste, fuiste un testigo privilegiado de lo que Hayden y Jason hicieron con los clavos de Maestri. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Te parece que hicieron lo correcto o que una acción así, en una ruta tan emblemática debería haberse sometido a un debate entre la comunidad antes de meterse en la pared?

DL: Conozco a Jason y Hayden. Son muy buenos alpinistas y me caen bien, a pesar de que no me gusta el hecho de que hayan sacado los clavos. Para mí, la ruta del Compresor siempre fue una vía histórica. Y si bien esos clavos no deberían haberse puesto ahí desde un primer momento, pienso que nadie debería ser tan atrevido y asumir por sí mismo que tiene el derecho de quitarlos. La discusión sobre los clavos de Maestri probablemente no termine nunca, porque las opiniones están muy divididas. Personalmente, creo que el tiempo no se puede retroceder. Así que aunque se retiren todos los clavos, la historia permanecerá. Todo lo que hicieron Jason y Hayden fue añadir otro capítulo a la historia de esta hermosa montaña.

 

“Y si bien esos clavos no deberían haberse puesto ahí desde un primer momento, pienso que nadie debería ser tan atrevido y asumir por sí mismo que tiene el derecho de quitarlos”

 

K: Conseguido el objetivo, ¿regresarás a la Patagonia? ¿Qué encontrás acá que no hay en otras montañas del mundo?

DL: Probablemente regrese el año que viene. Creo que lo que hace especial a esta zona es la dimensión y tamaño de las montañas. Paredes que en los Alpes serían soñadas, en Patagonia ni siquiera se les lleva el apunte. Escalar en este lugar fantástico es genial, conjuntamente con la gente de El Chaltén y su estilo de vida. Siempre vas a pasar un buen momento, incluso si el clima no acompaña.