KÓOCH, revista de deportes de montaña. | ESCALAR PARA VIVIR
Revista sobre deportes de montaña. Relatos de aventuras, información sobre destinos y servicios especializados sobre escalada, montañismo, mountain bike, trail running y trekking.
kooch, deportes, montaña, escalada, bulder, montañismo, andinismo, alpinismo, climbing, trekking, cross country, mountain bike, rider, entrenamiento, trail mountain, trail running, mtb, enduro, senderismo, outdoor, patagonia, aconcagua, chalten, fitz roy, viajar, destinos, aventura, explorar, disfrutar, turismo, naturaleza, extremo, equipamiento, indumentaria
16230
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16230,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
Categoría
Montañismo

KÓOCH #66/13
25 Junio 2021

 

ESCALAR PARA VIVIR

 

Por Gabriel Fava

El fin del viaje iba tomando forma durante los rapeles de noche que sin problemas nos dejaron al mediodía siguiente en la laguna de los Tres. Justo al final del viaje y a pesar del mal clima de la temporada  pudimos hacer cumbre al gran Fitz y era un buen momento para volver con la panza contenta y el corazón lleno. Pero al bajar al pueblo y chequear el clima, los pronósticos matemáticos anuncian que otro frente de alta presión se sucedería en los próximos días por lo que el Indio me retruca para quedarme e ir a la Egger. ¡Quiero vale 4! ¡No podía decir que no siendo ésta la aguja más soñada de mi vida! En esos días Gabriel “el Mechita” Rocamora se sube al tren cuyano y la brecha se va ajustando hasta quedar en algo así de 3 días y un cuarto con algo de viento. Perfecto: uno bueno para aproximar y darle ese día para que limpie, dos días para escalar y el cuarto para bajar, y con este par de motivados por qué no salir a intentar la Egger pero empezando desde la Standhardt siguiendo el contorno del horizonte, una gran propuesta que el libro Patagonia Vertical propone como la escalada más hermosa y en libre de la guía Pataclimbing.

Con compañeros como estos había una sobredosis de motivación y experiencia por lo que ajustamos los detalles al milímetro y con una obsesión preocupante con el peso, para ir los más livianos posible e intentar hacer todo el recorrido en libre. Así se fue definiendo la estrategia y el Indio sería el ICE MAN, algo así como un superhéroe vestido de botas y crampones copados, y con el Mecha, que tenemos el mismo número de calzado, nos encargaríamos de los largos de roca, logrando reducir muchos kilos ya que sólo llevábamos un par de piquetas para los tres, y con Mechas íbamos de botitas más livianas y crampones de aluminio, un par de jumars, dos sacos de dormir más, un nylon grueso que encontramos en el camino para poner entre los medios aislantes y un jetboil, los cuales serían nuestra táctica para el partido de la final.

 

Toda la escalada fue alucinante, difícil de describir con palabras, pues estas inmensas moles de granito cubiertas de merengues te hacen sentir en otro planeta, emociones en un mundo surrealista para lo cotidiano de la vida del ser humano por lo que espero que las fotos puedan ayudar a imaginar lo que significó para nosotros escalar en las dimensiones de estos gigantes de 30 rapeles y 12 horas que nos demoró en tan sólo bajar de la cumbre al glaciar.