KÓOCH, revista de deportes de montaña. | Tomas Aguiló, deportista multifacético, cuenta su experiencia combinando dos actividades que le apasionan: escalar y correr. Cuenta, además, de las ventajas de practicar diferentes deportes de montaña, a pesar de la rivalidad que se vive en la actualidad entre los diferentes estilos.
Revista sobre deportes de montaña. Relatos de aventuras, información sobre destinos y servicios especializados sobre escalada, montañismo, mountain bike, trail running y trekking.
kooch, deportes, montaña, escalada, bulder, montañismo, andinismo, alpinismo, climbing, trekking, cross country, mountain bike, rider, entrenamiento, trail mountain, trail running, mtb, enduro, senderismo, outdoor, patagonia, aconcagua, chalten, fitz roy, viajar, destinos, aventura, explorar, disfrutar, turismo, naturaleza, extremo, equipamiento, indumentaria
16412
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16412,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-12.0.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
Categoría
Escalada, trail

KÓOCH #66/10

10 Julio 2021

ESCALAR Y CORRER

 

Tomas Aguiló, deportista multifacético, cuenta su experiencia combinando dos actividades que le apasionan: escalar y correr. Cuenta, además, de las ventajas de practicar diferentes deportes de montaña, a pesar de la rivalidad que se vive en la actualidad entre los diferentes estilos.

 

Por Tomás Roy Aguiló

Siempre me gustó combinar deportes por puro placer con amigos, esquiando, escalando, corriendo, andando en bicicleta, remando, etc. También me divierte mucho salir a bajar los tiempos en la montaña, ya sea en rutas de escalada, travesías a pie o con esquíes.

Comencé escalando deportiva en Bariloche y al poco tiempo di mis primeros pasos en escalada tradicional en el Refugio Frey. A los 23 años, viaje a El Chaltén por primera vez y desde ese entonces la escalada me ha llevado por muchas montañas, no solo en Patagonia, sino también alrededor del mundo.

Lo de correr lo veía como una forma divertida de moverme por la montaña, cada vez más rápido, y también para estar sobrado aeróbicamente, al momento de encarar una gran montaña. A lo largo de los años, corrí algunas carreras combinadas, de trail, duatlones, ski de montaña, carreras de aventura y ultra-maratones. Pero nunca me lo tomé seriamente hasta el último año, cuando decidí que era hora de ir a por otro sueño, el de correr carreras, ¡pero entrenando más en serio! Metiéndole continuidad.

Ha sido inevitable darme cuenta de la “rivalidad” que existe entre “escaladores” y “corredores”. Me he cansado de leer y escuchar comentarios como: “¿Por qué van tan rápido? Ni siquiera disfrutan” o “¡Esa no es manera de disfrutar la montaña!”, “Mirá cuánta basura van dejando”.

Creo que nadie puede juzgar a otra persona, en la manera en cómo “disfruta” de la montaña y lo resumo en dos palabras: “Respeto” y “Educación”. Respetar al prójimo; si te gusta ir a la montaña a paso de tortuga pasando muchos días en la montaña o si disfrutás corriendo como un loco pasando solo algunas horas para hacer el mismo recorrido, ¡ambas experiencias son enriquecedoras!

¿Quién dice que ir despacio y con mochilas pesadas, o ir rápido en modo ultra-light es más “seguro”? La respuesta está en la experiencia que cada uno tenga y, por ende, en las decisiones que tomemos. Me parece más peligrosa una escalada al Fitz Roy por una cordada que necesita 5 días para subirla, que otra que en menos de 24 hs sube y baja. Obviamente, ¡esto depende de muchísimos factores! Las cordadas que bajan tiempos récords son personas súper fuertes con muchísimos años de experiencia y lo disfrutan de esa manera, ¡que es lo más importante!

La “fiebre” por bajar tiempos, en diferentes montañas, diferentes rutas, no tiene nada de malo. Es una forma de buscar desafíos y también de disfrutar al igual que cuando un escalador deportivo logra encadenar una vía que viene trabajando desde hace mucho tiempo.

Si no, ¿por qué buscamos escalar 8a, 8b, 8c, el primer 9c, el primer 9c+…? ¿O por qué, cuando un escalador deportivo logra encadenar una vía, que marca un hito a nivel local o nacional, lo promocionamos y festejamos?? ¡Porque claramente es evolución! Y eso es lo lindo del deporte, que no existen límites.

Si vemos a los grandes alpinistas de la historia, son máquinas polivalentes. Poder combinar deportes, nos llevará a mayores logros y hasta de forma más segura.

No debería haber una rivalidad entre escaladores y corredores. Nadie es superior a otro. ¡Tenemos que encontrar la manera de jugar juntos en este hermoso patio de juego!

 

Escalador profesional, Guía UIAGM,
Instructor de Guías de Montaña
y miembro del Comité de Honor de la AAGM